Category Archives: Uncategorized

Ser algo más. Una fábula.

Era una niña preciosa. Su padre, de Mérida. Su madre toledana. Ambos llegaron a Cataluña a finales de los cincuenta, cada uno por su lado. Ella consiguió un trabajo en Capellades en una papelera y él en Palafrugell, en una planta de corcho. El destino los hizo coincidir en Vic, un lustro después. Largas horas extraordinarias en una fábrica cárnica los llevó hasta el matrimonio. Allí conocieron a Carles Puig, un próspero tendero de la ciudad con el que entablaron una buena amistad. El les hablaba largamente de la historia de la nación catalana, de Macià, Companys…y le prestó los libros de Carner, Ferran de Pol y otras joyas que conseguía a través de la frontera francesa. Así, y con él, aprendieron catalán y muchas otras cosas.

Poco a poco, Francisca y Joaquín fueron absorbiendo una suerte de orgullo, como por ósmosis, a la par que una amnesia de sus orígenes manchegos y extremeños que les hacía sentir bien. Sentir mejores, ya no inferiores, ya no incultos e iletrados. Ellos se sentían catalanes.

Así que Anna era una niña preciosa, verdaderamente. Enormemente curiosa, vivaz y muy querida, nacida en 1970, hablaba perfectamente catalán y castellano. Ella, Anna, era catalana. Sus padres le repetían a menudo que era muy afortunada de haber nacido en un país tan extraordinario. Un país que bien merecía ser considerado algo diferente, especial: Catalunya. Le explicaban que aquello imprimía carácter, de manera análoga a los sacramentos católicos, aunque fuera distinto.

Anna creció y con ella las preguntas; muchas preguntas. Si mostraba simpatías o preferencias un poco fuera de lugar, como un libro de Eugenio D´Ors – era una adolescente adelantada -, obtenía un reproche sordo, no muy explícito, algo así como una sutil retirada del afecto.

En su casa, progresivamente, cada vez que se hablaba de la crisis política y económica en los años 80, la nación española salía mal parada. Catalunya estaba siendo maltratada por el Gobierno; primero Suárez, luego el PSOE de Felipe González… “…que ya ves ha donde nos han llevado, Anna.”

Sus padres lo han dado todo por ella, su única hija. Han trabajado sin descanso para que pueda estudiar, ir a la Universidad, tener todo lo que ellos no tuvieron. Ella no les puede fallar, no les puede decepcionar.

“Claro, mamá. Claro, papá. Se les veía venir…es que estos andaluces…la cabra tira al monte.”

Estos pensamientos, estos recuerdos se agolpan en la mente de Anna, mientras forma la cadena humana con su hija Montse, tratando de formar en su interior un todo coherente, una estructura de pensamiento que la haga sentir bien, una persona digna, merecedora de respeto, un ejemplo para su hija.

“Tus raíces son lo que da sentido a tu vida, hija. Montse, tú perteneces a este País, y debes defenderlo porque sin raíces no somos nada”.

Montse traga saliva e intenta apresar a sus 13 años lo que puede significar eso de las raíces sin lo cual se deja de existir. Siente, desesperadamente, una imperiosa necesidad de descubrir qué es y de aferrarse a ello como sea.

Todo lo demás vendrá después.

jaime trabuchelli

SER UNA MICA MES. UNA FAULA.

Era una nena preciosa . El seu pare , de Mèrida . La seva mare toledana . Tots dos van arribar a Catalunya a finals dels cinquanta , cadascun pel seu costat . Ella va aconseguir un treball a Capellades en una paperera i ell a Palafrugell , en una planta de suro . El destí els va fer coincidir a Vic , un lustre després. Llargues hores extraordinàries en una fàbrica càrnia els va portar fins al matrimoni . Allà van conèixer a Carles Puig , un pròsper botiguer de la ciutat amb el qual van entaular una bona amistat . Ell els parlava llargament de la història de la nació catalana , de Macià , Companys … i li va prestar els llibres de Carner , Ferran de Pol i altres joies que aconseguia a través de la frontera francesa . Així , i amb ell , van aprendre català i moltes altres coses .

A poc a poc , Francisca i Joaquín van ser absorbint una mena d’orgull , com per osmosi , al mateix temps que una amnèsia dels seus orígens manxecs i extremenys que els feia sentir bé . Sentir millors , ja no inferiors , ja no incultes i illetrats . Ells se sentien catalans .

Així que Anna era una nena preciosa , veritablement . Enormement curiosa , vivaç i molt estimada , nascuda el 1970 , parlava perfectament català i castellà . Ella , Anna , era catalana . Els seus pares li repetien sovint que era molt afortunada d’haver nascut en un país tan extraordinari . Un país que bé mereixia ser considerat alguna cosa diferent , especial : Catalunya . Li explicaven que allò imprimia caràcter , de manera anàloga als sagraments catòlics , encara que fos diferent .

Anna va créixer i amb ella les preguntes ; moltes preguntes. Si mostrava simpaties o preferències una mica fora de lloc , com un llibre de Eugeni d’ Ors – era una adolescent avançada – , obtenia un retret sord , no gaire explícit , una mena de subtil retirada de l’afecte .

A casa , progressivament , cada vegada que es parlava de la crisi política i econòmica en els anys 80 , la nació espanyola sortia malparada . Catalunya estava sent maltractada pel Govern; primer Suárez , després el PSOE de Felipe González … ” … que ja veus ha on ens han portat, Anna . “

Els seus pares ho han donat tot per ella , la seva única filla . Han treballat sense descans perquè pugui estudiar , anar a la Universitat , tenir tot el que ells no van tenir . Ella no els pot fallar , no els pot decebre .

“És clar , mare . És clar , pare . Se’ls veia venir … és que aquests andalusos … la cabra tira a la muntanya .”

Aquests pensaments , aquests records s’amunteguen en la ment d’Anna , mentre forma la cadena humana amb la seva filla Montse , tractant de formar en el seu interior un tot coherent , una estructura de pensament que la faci sentir bé , una persona digna , mereixedora de respecte , un exemple per a la seva filla .

“Els teus arrels són el que dóna sentit a la teva vida , filla . Montse , tu pertanys a aquest país , i has defensar perquè sense arrels no som res” .

Montse s’empassa saliva i intenta capturar als seus 13 anys el que pot significar això de les arrels sense la qual cosa es deixa d’existir. Sent , desesperadament , una imperiosa necessitat de descobrir què és i de aferrar-se a això com sigui .

Tota la resta vindrà després.

jaime trabuchelli

¿Quién habla en nombre de Europa?

Una inmensa mayoría ve que Europa es el futuro, una inmensa minoría ve que Europa es el presente y leer la Historia y aprender de ella es algo que está cayendo en desuso.

Creo que los clásicos escribieron tanto porque sabiamente previeron que no íbamos a tener tiempo para pensar en el futuro, pero a lo mejor nos quedaba un ratito para leer. Y así andamos, leyendo un poco y pensando aún menos, porque a tenor de lo visto y el nivel dado en todos los medios y sectores, profundizar una mica puede hacerte parecer un pedante o lo que es peor, un inadaptado en el círculo menos pensado. Hablo de los menores de cincuenta años, que a los otros se les perdona por mayores.

Y la cuestión es que andamos de elecciones europeas, unas elecciones con un significado histórico indudable que van a configurar un panorama político y unas iniciativas que deben ser revolucionarias en todos los ámbitos. Aún así, esta pre-campaña y lo que se supone vendrá está inundada de referencias nacionales, regionales y locales…y casi despoblada, insólitamente, de un discurso en clave de Europa con contenido verdaderamente relevante. Sólo un partido minoritario pero con un pedigrí muy notable, el Partido de la Ciudadanía, está dando contenido verdaderamente relevante en esta línea.

Europa tiene el deber de aunarse de tal manera que presente una cara común y plural ante el mundo. Ese fue el sueño fundacional y ese debe ser su logro. Desde un punto de vista político, económico y social el reto es grande, pero el camino está trazado. Desde un punto de vista cultural esto apenas se ha considerado seriamente.

En esa perspectiva histórica europea en su conjunto de la que tanto hemos de aprender, la cultura debe ser lo que vertebre nuestra unión, ya que esta vocación en los demás aspectos más vale que se labre desde nuestro camino más reciente. Pero aquí, en la cultura europea, es donde vamos a hallar una riqueza y unos mimbres que nos van a hacer comprender cómo presentarnos ante el mundo desde una comprensión mucho más amplia de quiénes somos y que además, es una comprensión nueva entendida como un fenómeno socialmente generalizado.

Todo aquello que nos hizo auto destruirnos en siglos y milenios anteriores puede y debe llevarnos a una confraternización adulta – ¿no somos la vieja Europa? – que sirva de guía y modelo a un entendimiento transcultural global de nuestro mundo.

Ha llegado la hora de ser audaces, de ser valientes y dar pasos importantes en el camino de una identidad más amplia e inclusiva, Europa, permítanme la redundancia, que debe ser primeramente cultural, pues ese es el ámbito más natural para liberar lo mejor del ser humano e impulsar todos los demás aspectos de lo público y lo privado.

¿Porqué no empezar, si puede ser, en mirar hacia Europa en una campaña electoral europea? A continuación podríamos plantearnos ser audaces.

jaime trabuchelli

Virgencita, virgencita… o el “voto útil”

“Otro vendrá que bueno te hará”, “Virgencita, virgencita, que me quede como estoy” o la famosa “Los experimentos con gaseosa” del Sr. D´Ors. Todo esto – y asimilados – ronda en el imaginario colectivo en los momentos en los que un modelo se agota y se inicia un nuevo ciclo.

Las ideologías van evolucionando, como no podría ser de otra manera, a medida que van siendo puestas a prueba por la realidad en sus distintos campos. Sin embargo hay una ética que como ley natural – coherencia, honradez, responsabilidad… – más que evolucionar nos observa como una madre a su bebé, a su niño, a medida que va creciendo. A todos nos gusta presentarnos como un modelo de esta ética y casi ninguno lo somos. No digo que seamos todos corruptos o desviados, y cierto es que hay grandes distancias entre unos y otros, del mismo modo que las hay en otros atributos o saberes. Pero dado que todos estamos en el mismo proceso de evolución ética, nos haríamos un gran favor evaluando los comportamientos y dejando lo que la persona es en un respetuoso distanciamiento. Ha cometido tal, se ha comportado de manera deleznable… mejor que es un tal, o esa persona no merece cual. Es difícil, pero así dejaremos abierta una rendija vital para que entre aire fresco en algo que necesitamos imperiosamente: seguir creyendo en el ser humano. Y es que esta confianza, esta fe es el necesario punto de apoyo para todas las demás: una Europa renovada, una sociedad más justa, una economía al servicio del ciudadano, una política que cuide de y vele por todos.

Este nuevo ciclo que está en plena génesis, y no sólo provocado por la reciente crisis sino por la revolución del conocimiento, la ciencia y la información en la que estamos inmersos, tiene en lo político el mayor reto para canalizar lo que el ciudadano crea que debe ser el nuevo paradigma. Y en este contexto es donde quiero insertar el secular dilema del “voto útil”.

En primer lugar, desde un punto de vista democrático esta expresión es redundante: lo único inútil es la abstención. Señoras y señores, la abstención informa poco porque envía multitud de mensajes muchos de ellos contrapuestos: enfado, desinterés, indiferencia, pereza, oposición a la democracia, enfermedad, partidarios de un golpe de estado, nacionalismo… El voto, sea cual sea, en blanco o a una formación política, por mucho o poco que te guste, es infinitamente más interpretable, y por tanto podemos todos aprender de él, tanto del propio como del ajeno. El “voto útil” es una expresión acuñada por los interesados en mantener el Status Quo de turno – por turnos – basada en estrategias corto-placistas, vacuas e ideológicamente anti-democráticas; su única finalidad es mantenerse en el poder.

En segundo lugar, la Historia nos enseña una y otra vez que no hay nada más útil que luchar por una causa imposible cuando es garante de un futuro mejor; y no hay otra manera de ser garante de algo que con hechos. El Sr. Cañas, diputado de C´s, ha hecho lo que en este país no hace nadie: dimitir sin parpadear ante una imputación por mera y simple coherencia, sin más alharacas. Gracias Sr. Cañas, en esa autovía iba usted sólo.

En tercer lugar, para catalogar algo como “útil” tiene que servir a un fin. Efectivamente hemos apuntado lo que el voto nos da en el juego democrático. Pero lo que el voto a los partidos mayoritarios nos ha dado hasta la fecha, más en las últimas fechas, es una sensación de indefensión ante el abuso de poder político y económico, la corrupción y las medidas que deberían servir para combatirlos. No entremos en el simplismo de que todos son iguales porque no es cierto y todos lo sabemos; pero la proliferación e escándalos ha puesto de manifiesto que no hay un control efectivo sobre los abusos y el inmovilismo y clientelismo de las viejas estructuras de poder no muestra una voluntad real y determinante para acabar con todo ello. Todos los días vemos ejemplos de corporativismo sectario que suponen una falta de respeto inaceptable para el ciudadano. Ninguna acusación de corrupción política hasta la fecha ha venido del propio partido en el que ocurre. Este dato es suficiente de por sí.

Por último, una invitación. Vayan a votar; aún no ha surgido una alternativa mejor a la democracia, ningún sistema de organización del poder ha dado mejor fruto en la Historia de la Humanidad. Voten más y mejor democracia, según su criterio, y háganlo conociendo lo mejor posible el mayor número de opciones. Ese es, en mi opinión, el verdadero voto útil, el que nos ofrece a todos el mayor aprendizaje, el que no necesita la disculpa de las comillas.

jaime trabuchelli

Amar España, Amar Europa

“Lo que mucho vale, mucho cuesta, que aun el más precioso de los metales es el más lento en fundirse y el más pesado.”

Fragmento de: Baltasar Gracián. “El arte de la prudencia”. iBooks. https://itun.es/es/Qj-KU.l

El futuro no se improvisa porque si no deviene en inercia. Queremos vivir bien, en paz, tener una buena imagen de nosotros mismos y sentir que estamos enriqueciendo nuestras vidas y las de los demás. Entonces todo va bien.

Traslademos estos sencillos principios a España y a Europa, por canales democráticos – si alguien ha encontrado algo mejor que lo explique – y entonces tendremos una sociedad realmente implicada en lo que a todos nos interesa.

Inventemos una lengua nueva – Esperanto Reloaded – y programemos su enseñanza y aplicación en los próximos 35 años. Programemos la Unión Política, la Unión Económica, la Unión Sanitaria, la Unión Educativa. La Unión, señores, la Unión. Las generaciones que vienen lo quieren, a nadie le quepa duda – reductos neofascistas y otras enfermedades aparte -. Estamos perdiendo el tiempo y la apuesta no puede ser a medias.

¿Qué significa para ti ser europeo? Todos debemos hacernos esta pregunta en serio porque es lo que viene. Europa es la madre de la Historia Moderna y en su propia historia se encierran las lecciones más importantes para la resolución de todos los problemas actuales del mundo. Con sus defectos, no ha conocido la humanidad una sociedad más próspera, bien formada e igualitaria, con un cuidado de su legado cultural más minucioso y con un sentido auto crítico mayor en pro de una evolución real de la sociedad. Con todos sus defectos. Con todas las atrocidades cometidas. Somos historia del ser humano.

Es hora de poder decir “Soy Europeo” y sentir que tenemos una realidad de verdadera raíz cultural, humanista, de futuro, como un país grande que ha sabido renunciar a sus fronteras internas para enriquecer y dignificar la condición humana un poco más.

Europa es pensar en grande. Las dificultades son grandes, y por tanto el proyecto, la ilusión y el empuje deben ser más grandes aún.

Es hora de sembrar la locura Europea, el gran paso adelante. No habrá nada más prudente y sensato: la Nueva Europa. Ya ha pasado mucho tiempo.

jaime trabuchelli

Impresionismo e impresionables

“La libertad supone responsabilidad. Por eso la mayor parte de los hombres la temen tanto.” G. Bernard Shaw

Cuando uno mira algo muy de cerca, es probable que pierda la noción de lo que está viendo, por carecer de algo fundamental en la percepción: perspectiva. Esto ocurre tanto en el tiempo como en el espacio, tanto con las personas como con las situaciones y las ideas. Por ejemplo, y por rescatar la actualidad, uno puede fijarse en el comportamiento estúpido del aficionado del Villareal que lanzó un plátano a un futbolista negro y concluir inmediatamente que el fútbol, el Villarreal y, porqué no, España entera es un reducto de racistas impresentables. Por este lado, ya tenemos un ejemplo de situación extrapolada por, digámoslo así, los impresionables. Ya advirtió Churchil cuando fue preguntado por la opinión que tenía de los franceses: “Lo siento pero no tengo ninguna: no los conozco a todos”. Aún así el legado no cuaja: estamos rodeados de estadísticos avezados.

En otro orden de cosas, es recurrente oír el reproche al Partido de la Ciudadanía y al propio Albert Rivera de no posicionarse políticamente – en el paradigma de quien reprocha, naturalmente -. Por mucho que él y las personas de su partido repitan que existe una inclinación liberal y progresista, pero que lo fundamental estriba en la recuperación de los valores genuinamente democráticos y, dicho sea de paso, la ética simple de la honradez, la integridad y la consecuencia…pues no parece que cuaje. Hay más interés puesto en asentar el prejuicio que en atender a las respuestas.

Ahora, con el paso del tiempo – igual que el cuadro impresionista a medida que se pinta – se va observando la evolución de la agrupación de Rivera a medida que van calando sus posicionamientos. El gasto en campaña electoral de Ciudadanos es ridículo en comparación con, pongamos, UPyD. Ya no digamos con rojos y azules… espectacular. La velocidad con que ha dimitido el Sr. Canyas ante su imputación – ni lejanamente comparable en gravedad con la de los que siguen apoltronados a la izquierda y a la derecha – no tiene parangón en nuestro triste escenario político. La audacia de las propuestas para una Europa que avance de verdad hacia la unión – partidos transnacionales, candidatos independientes, la denuncia de la vergüenza de la duplicación estrasburguiana y su propuesta de supresión… – hace parecer ridículo el discurso político tanto de los partidos partitocráticos como de los personalistas y nacionalistas – por cierto, ¿porqué se presentan estos últimos? -.

Esto es lo que ocurre con las grandes obras impresionistas, con los grandes hombres y las grandes iniciativas y movimientos: a medida que se les observa con la suficiente perspectiva, uno va tomando noción de su belleza, su grandeza y su importancia.

Mientras tanto, el ruido de los impresionables y sus rápidas conclusiones inundan los medios de comunicación, las conversaciones de bar y los chismorreos cotidianos.

Uno elige: Claude Monet o Belén Esteban. Y en el ejercicio de libertad que supone cualquier elección, nos encontramos ante la responsabilidad de saber entre qué cosas elegimos, como primer paso.

A finales de este mes son las elecciones europeas, y ya sé, se me ve el plumero…pero fíjese que no pido que vote a Ciudadanos. Pido que vote en un ejercicio de auténtica responsabilidad, informándose bien, reflexionando y sopesando con cuidado las distintas alternativas.

Difícilmente podemos esperar que mejore nuestra calidad democrática si no somos parte activa en la transformación de nuestra sociedad. Esta durísima crisis debe ser nuestra oportunidad. ¿No lo cree?

jaime trabuchelli

Impressionisme i impressionables

” La llibertat suposa responsabilitat . Per això la major part dels homes la temen tant . ” G. Bernard Shaw

Quan un mira una cosa molt de prop, és probable que perdi la noció del que està veient , per no tenir una cosa fonamental en la percepció : perspectiva . Això passa tant en el temps com en l’espai , tant amb les persones com amb les situacions i les idees . Per exemple , i per rescatar l’actualitat , un pot fixar-se en el comportament estúpid de l’aficionat del Villarreal CF que va llançar un plàtan a un futbolista negre i concloure immediatament que el futbol , Villarreal CF i , perquè no, Espanya sencera és un reducte de racistes impresentables . Per aquest costat , ja tenim un exemple de situació extrapolada per , diguem-ho així , els impressionables . Ja va advertir Churchil quan va ser preguntat per l’opinió que tenia dels francesos : “Ho sento però no tinc cap : no els conec a tots ” . Tot i així el llegat no qualla : estem envoltats d’estadístics avesats .

En un altre ordre de coses , és recurrent sentir el retret a Ciutadans i al propi Albert Rivera de no posicionar-se políticament – en el paradigma de qui retreu , naturalment – . Per molt que ell i les persones del seu partit repeteixin que hi ha una inclinació liberal i progressista , però que el fonamental rau en la recuperació dels valors genuïnament democràtics i , dit sigui de passada, l’ètica simple de l’honradesa , la integritat i la conseqüència … doncs no sembla que qualli . Hi ha més interès posat en assentar el prejudici que en atendre les respostes .

Ara, amb el pas del temps – Igual que el quadre impressionista a mesura que es pinta – es va observant l’evolució de l’agrupació de Rivera a mesura que van calant els seus posicionaments . La despesa en campanya electoral de Ciutadans és ridícul en comparació amb , posem , UPyD . Ja no diguem amb vermells i blaus … espectacular . La velocitat amb què ha dimitit el Sr Canyas davant la seva imputació – ni llunyanament comparable en gravetat amb la dels que segueixen apoltronats a l’esquerra ia la dreta – no té parangó en el nostre trist escenari polític . L’audàcia de les propostes per a una Europa que avanci de veritat cap a la unió – partits transnacionals , candidats independents , la denúncia de la vergonya de la duplicació estrasburguiana i la seva proposta de supressió … – fa semblar ridícul el discurs polític tant dels partits partitocràtics com dels personalistes i nacionalistes – per cert , per què es presenten aquests últims ? – .

Això és el que passa amb les grans obres impressionistes , amb els grans homes i les grans iniciatives i moviments : a mesura que se’ls observa amb la suficient perspectiva , un va prenent noció de la seva bellesa , la seva grandesa i la seva importància .

Mentrestant , el soroll dels impressionables i les seves ràpides conclusions inunden els mitjans de comunicació , les converses de bar i les xafarderies quotidians .

Un tria : Claude Monet o Belén Esteban . I en l’exercici de llibertat que suposa qualsevol elecció , ens trobem davant la responsabilitat de saber entre quines coses triem , com a primer pas .

A finals d’aquest mes són les eleccions europees , i ja sé , em veu el llautó … però fixeu-vos que no demano que voti a Ciutadans . Demano que voti en un exercici d’autèntica responsabilitat , informant bé , reflexionant i sospesant amb cura les diferents alternatives .

Difícilment podem esperar que millori la nostra qualitat democràtica si no som part activa en la transformació de la nostra societat . Aquesta duríssima crisi ha de ser la nostra oportunitat . No ho creu ?

jaime trabuchelli

Quién me mandaría a mí meterme en esto

En esta travesía que C´s ha emprendido a través del erial ideológico y ético del mundo político español, hacen falta unas alforjas repletas de ilusión y talento. Precisamente eso, con una ética insobornable de fondo, es lo que transporta el magnífico cuadro de las personas que representan este Movimiento Ciudadano, que está encendiendo por momentos la moral de muchas conciencias sedientas de una verdadera opción de futuro en España.

Reconozco con cierta vergüenza que no conocía al Sr. Nart. Por otra parte, puedo decir sin equivocarme que el juicio que me he hecho de él, tras seguir meticulosamente todas sus intervenciones y escritos, en vivo y en diferido, es totalmente limpio, sin condicionante alguno. Y estoy francamente impresionado.

No es fácil encontrar a alguien que haya sabido como él retirarse en el momento justo, cuando el partido obrero de España empezó a mostrar sus miserias y él sintió la náusea; a alguien que haya vivido con tanta intensidad dentro y fuera de este país todos los avatares políticos, sociales, económicos y culturales de los últimos 40 años, y haya adquirido y cultivado un conocimiento enciclopédico y genuinamente correspondido con la realidad…y siga manteniendo esa pasión inquebrantable por la verdad, la honestidad y la más profunda humanidad – nada de lo humano le es ajeno -.

Javier Nart es creíble porque se lo ha ganado y porque, simplemente, lo es. A sus 67 años es un chaval lúcido y certero, que presenta con la mayor claridad y frescura un universo ideológico plagado de experiencia personal y, oh maravilla, virgen de sectarismo.

Javier Nart no ha saltado de nuevo a la esfera política para regalarle los oídos a nadie, para lanzar ningún eslogan ni para contar milongas. Ha venido a dar un puñetazo sobre la mesa y decir, con toda la legitimidad, que qué coño pasa aquí, que no damos abasto con tanto sinvergüenza y tanto descalabro político, económico y social. “Quién me mandaría a mí meterme en esto”, debe pensar.

Yo sólo siento gratitud hacia este hombre, que no necesita hacer lo que está haciendo pero que nosotros sí le necesitamos, y mucho. Y como yo, miles.

Albert Rivera sabe muy bien lo que hace, y como se encargó ayer de hacernos saber, tiene un plan. “Tenemos un plan, no os preocupéis”. A mí esto me resulta obvio, y se va desgranando de manera sencilla y necesaria a través de los movimientos que va efectuando C´s, sin prisas, sin ansiedades, con gran consistencia y un atractivo creciendo exponencialmente. No tienen voceros que vayan contando en todos los medios cada paso y cada avance, pero esto, la Historia nos lo ha enseñado, no hace falta. Lo que es genuino, auténtico, valiente y valioso acaba por abrirse camino de la mejor manera.

Al tiempo señores.

Gracias, Sr. Nart.

jaime trabuchelli

El Cambio de Paradigma

“Los paradigmas son poderosos porque crean los cristales o las lentes a través de los cuales vemos el mundo”

Stephen Covey

Ha empezado la campaña europea y sólo veo una luz.

El viejo paradigma, corto de miras, gastado, lastrado de compromisos dudosos, proclive a la corrupción y carente de ideas, cansa hasta a sus propios exponentes. Desde el más conocido y oficial de ellos hasta los más noveles o inexpertos, todos siguen el río que les lleva de manera consciente o inconsciente. No quieren oír hablar de regenerar la democracia en el verdadero sentido de la expresión, por mucho que llenen su boca y los medios de propósitos tan hueros como bien sonantes, porque el sistema actual es el que alimenta su forma de vida. Una forma de vida a expensas de todos los que trabajan y producen. Pero no lo pueden evitar: se les nota el hastío. Porque el ser humano sin ilusión se marchita, y no puede haber ilusión cuando lo que te mueve no es promover un mundo y una vida en común mejor, como debe ser la vocación política, sino un sueldo y una comodidad creciente a costa del contribuyente. Y a veces como mucho, fíjense, simplemente la pereza mental, el discurso aprendido y no tener ganas de planteamientos ni de cambios, lo que da como resultado la renuncia al verdadero progreso.

Desde luego que C´s representa el nuevo paradigma, no lo dude. Hace pocos días presencié en directo cómo los camareros de un hotel de Madrid pujaban por entrar a una sala de la que suelen huir durante las conferencias de los políticos porque “no transmiten nada”. Estaba hablando Javier Nart. Y hace meses presencié el mismo entusiasmo, la misma ilusión: hablaba Albert Rivera. Sintomático. ¿Por qué?

Es muy sencillo. No mienten. No venden humo. Miran a los ojos. Tienen algo verdaderamente importante que decir: ha llegado el momento de cambiar. Los ciudadanos están silenciados, se les hace pagar por los abusos de los corruptos y los políticos han dejado hace tiempo de desempeñar su verdadera función: hacer progresar la democracia y sus valores. Pero todo esto se propone sin romper con todo lo que se ha conseguido, apreciando el camino recorrido e intentando reconciliar a la sociedad civil con su futuro. Propuestas muy claras y rompedoras – aunque muy sencillas y obvias -: verdadera separación de poderes, independencia de los medios de comunicación, responsabilidad civil subsidiaria de los partidos políticos en casos de corrupción de sus integrantes, listas abiertas….aire fresco para un ambiente que se ha vuelto irrespirable. ¿Cómo es posible que el poder judicial sea elegido a dedo por el poder político? ¿Cómo es posible la dependencia económica de muchos medios de comunicación con el poder político?¿Cómo es posible la condonación de deudas de partidos políticos con las entidades financieras públicas que ellos mismos controlan?…y un largo etcétera de inexplicables tropelías con las que todos estamos indignados, forman parte de un paradigma estancado donde el poder se alimenta de sí mismo y no está verdaderamente al servicio del ciudadano.

La honestidad y la política pueden ir de la mano, no es una labor heroica y ha sucedido más veces. No es que ahora todos roben, pero nadie denuncia. Y eso te convierte en cómplice: desde los SMS corporativistas del Sr. Rajoy a Luis Bárcenas hasta el aferramiento incomprensible de la Sra. Alvarez a la vicepresidencia del BEI. La ciudadanía merece estar gobernada por personas que tengan un comportamiento intachable, independientemente de la ideología que representen. Hoy, la ética, la “polética”, es un debate prioritario, ya que las ideologías pierden todo su valor cuando son ensuciadas por la corrupción. Qué prefiere usted: un corrupto de su partido o un hombre honesto de cualquier otro. Es sencillo.

La alternativa está ahí. Los paradigmas cambian como las estaciones: a su tiempo. Hace frío en Bruselas, en el Congreso, en el Senado y en la calle… pero empieza a soplar una brisa tibia, y unas florecillas naranjas empiezan a verse en el camino.

Permítanme que me ilusione, y que les invite.

jaime trabuchelli

Transparencias

Hoy sale una noticia en los medios: una ONG publica los resultados de aplicar un cuestionario de supuestas buenas prácticas de transparencia a los partidos políticos del país. Han salido muy bien parados partidos como IU, UPyD y ERC, y sorprendentemente no tanto un partido como C´s, que no debe un céntimo a la banca y que es el único que no acepta donaciones de empresa alguna. Curioso.

En este momento, una vez más, tomo conciencia de cómo puede manipularse un concepto hasta desnaturalizar por completo la virtud que refiere. IU, partido inmerso en una de las tramas de corrupción más grandes de la historia de este país, partido de origen comunista que ha tenido a sus representantes sentados en los consejos de administración de las cajas sin abrir la boca en ninguna de las torpelías que se han cometido y que mantiene una deuda con los bancos de 13 millones de euros, ERC ídem del lienzo… ahora son modelos de transparencia. Pues va a ser verdad, a su pesar. Se les transparenta todo, y cada vez más.

Repsol, Telefónica o La Caixa aparecen como beneficiarios de la ONG que realiza el estudio. Curioso. Organizaciones No Gubernamentales beneficiadas por beneficiarios gubernamentales de ida y vuelta. Algo así como la reforma de la Ley de Financiación de Partidos Políticos, una tomadura de pelo al ciudadano abriendo la puerta de atrás – Fundaciones – para abastecer el insaciable apetito de millones de los partidos políticos tradicionales.

Si me va usted a auditar según sus criterios, yo le auditaré según los míos: usted recibe dinero de empresas, y yo no – le podría contestar Ciudadanos -. De modo que yo soy más independiente que usted y menos sospechoso, por mucho que no anuncie cuándo le remití al Tribunal de Cuentas unas cuentas irreprochables, Tribunal, por cierto, compuesto por personal elegido por los propios partidos políticos a los que audita: in-audito oiga, ya me entiende. Más puertas traseras.

Pero en fin. Mientras la ciudadanía siga votando PPSOE porque la vulnerabilidad es extrema cuando estamos propensos a creer cualquier cosa por pura pereza mental, estaremos expuestos a engañiflas de medio pelo, puertas traseras zafias e insultantes y demás colección de afrentas.

Aun así no nos cansemos. Queda mucho por decir, mucho por denunciar, mucha trampa por desarticular y mucho artículo para desentrampar hasta que todo quede razonablemente transparente, que la gente no anda sobrada de tiempo ni de ganas para descorrer los velos.

jaime trabuchelli