Pfffff

pfff

47 millones de entrenadores de fútbol.

47 millones de presidentes del gobierno.

47 millones de hombres del tiempo.

Así somos.

Mariano Rajoy ha abierto una botella de champán que llevaba meses dando tumbos. Y ha hecho: pffff.

¡Cojones! ¡Tiene mérito! Yo no habría sido capaz.

En lo que llevamos de tema, un golpe de estado se ha saldado con cuatro garrotazos y algunas heriditas. ¡Leche! ¡Dónde se ha visto esto antes! Tiene un indudable mérito, aunque queden todavía capítulos por desarrollarse.

Si esto no es una acción quirúrgica que venga Dios y lo vea.

Lo he dicho muchas veces. Yo nunca he votado a Rajoy. Pero no tengo ningún complejo en afirmar – igual que antes no lo tuve en ponerle verde ante otras tesituras – que en este asunto se está desenvolviendo de manera admirable.

Algunos parece que le exigen que líe un cigarro mientras hace surf, cuando probablemente ellos no sabrían liarlo ni sentados en la toalla, bajo la sombrilla.

Señores: han declarado la independencia dejando ondear la bandera de España, abandonando sus despachos y obedeciendo pacíficamente toda instrucción salida del vientre de este 155 de seda firme implementando por la Cámara Alta a petición del Gobierno de España. ¡Hasta la indómita Forcadell ha abandonado su querida Presidencia del Parlament! Sin una palabra más alta que otra, sin tanques y kalashnikov rusos como alguno pronosticaba, si ni siquiera pataletas, arrastres ni expresiones malsonantes, acaso acaloradas. Un brindis al sol de libro. Bravo Mariano Rajoy, toda mi admiración. Es insólito.

Pero aún hay más: hoy anuncian que concurrirán a unas elecciones autonómicas convocadas por el gobierno de la nación al amparo del artículo 155. Toma Geroma pastillas de goma. Esto ya es el no va más.

Alguno estará aún reticente diciendo: “algo tienen preparado”. Bien. ¿El qué? ¿Escargots y cava en Bruselas en bancos corridos celebrando la independencia de la higuera, de la inopia, mientras Pugi recorta papeles en una silla como el abuelo de “El tragaluz” del bueno de Buero?

Aun en la muy improbable hipótesis de que alcanzaran una mayoría absoluta en Cataluña – Podemos (perdón, “Iglesias – Puede”), ya ha aplicado su 155 interno desbaratando la última posibilidad – lo único que podrían conseguir es acabar por mucho tiempo con la autonomía de la región, ahora sí, forzando la intervención de un Estado que tendría que ir más allá del archinombrado artículo. Y miren, al fin y al cabo, el catalán independentista parece que aún conserva un cierto pragmatismo que le salva al borde de la locura – no todos, evidentemente -.

Oigan, “pa´ habernos matao”. Y nada, un pffff.

TV3 tiene una oferta de la televisión por cable para cuando se les acaben los capítulos de “Humor Amarillo”.

Ahora bien, el problema real es qué vamos a hacer con cientos de miles de catalanes que tienen infectado el cerebro desde hace décadas con la particular “Formación del Espíritu Nacional” franquista en la que se han basado los popes del nacional catalanismo para el adiestramiento de sus minions. Digo yo que habrá que retirar la ponzoña panfletaria del ámbito educativo y mediático para conservar la salud intelectual y emocional de  nuestros niños catalanes y las futuras generaciones, amén de rehabilitar a las huestes y recuperarlos para el espíritu crítico. Y, oigan, si a partir de ahí alguno sale nacional catalanista, que sea por decisión propia y no por haber sufrido una deformación de la voluntad desde su más tierna infancia.

Lo dicho, Mariano ha abierto la loca botella de cava y ha hecho: pfffff. Olé. Lo celebro de todo corazón.

 

jaime trabuchelli

 

 

 

One thought on “Pfffff”

  1. I have noticed you don’t monetize your blog, don’t waste your
    traffic, you can earn extra cash every month because you’ve got high quality content.

    If you want to know how to make extra money, search for: Boorfe’s tips best adsense alternative

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *