Rayos de Arco Iris

Mi sentido común me dice que las cosas están muy mal pero que hay que ser positivo.

Mi sentido común me dice que la economía vive una burbuja dentro de otra burbuja cada vez con más telarañas.

Mi sentido común, me dice que no asimilamos, que no aprendemos, que nuestra cultura está degenerando a marchas agigantadas. Cada vez hay más disponible y cada vez sabemos menos.

Mi sentido común, me dice que cada vez somos más horteras, menos refinados y honramos menos la cualidad que nos hace verdaderamente humanos: la delicadeza.

No me gustan estas prisas para todo, no lo entiendo. Todos vamos a morir, no tenemos ni idea de porqué y vamos corriendo.

Rayos y Arco Iris

Al menos podría parecerme todo fenomenal, variar mis gustos, que mi sentido fuese más el común. Todo sería mucho más fácil, y además, dada la insignificancia de todo en esta infinitud que se mueve en torno a sí misma, daría más o menos igual.

Pero parece ser que no, que no hay manera. Así que hay que ser positivos, todo está en proceso. Esa visión de todo como un arte que llevo incrustada hacia afuera, me lleva de paradoja en paradoja, como una tormenta irracional con rayos de arco iris. Ya sabéis, eso que hacemos de cambiar de hemisferio para sobrevivir.

Esta es la sociedad de la mujer de Truman Burbank, Meryl (“El Show de Truman”). Todo es estupendo, maravilloso – que sí -, y no se te ocurra decir lo contrario porque eres un problema. El atajo corrompido que transforma la sonrisa en mueca. Ya pillé; sonreíd todos u os atizo con el fajo.

mujer de truman

Y es verdad. Todo es estupendo y maravilloso, por eso jamás se debe fingir. Jamás se debe engañar ni manipular, porque si no, todo deja de ser estupendo y maravilloso.

Nos quedan grandes cosas por hacer, cosas de verdad, cosas buenas. Hay que echarle un par.

 

jaime trabuchelli

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *