¿Cuánta Verdad Somos Capaces de Soportar?

Somos tan pequeños que nos resulta insoportable la idea de infinitud. Se critica -con razón- que la explicación que da la Biblia del origen del universo es simplista y pueril, pero andamos a vueltas con la idea del Big Bang para buscar un inicio de todo, sustituyendo la verdad religiosa por la verdad científica, más sofisticada pero a fin de cuentas, igual de pueril. El tiempo y el espacio son creaciones mentales que pretenden acotar una realidad que supera estas dimensiones de manera infinita.

Esta vida es un rato. Un instante lleno de retos y aprendizajes, en la que lo único verdaderamente trascendente son los actos de amor. El amor tiene una belleza insuperable, y convierte el tiempo y el espacio en reflejos de su grandeza, regalos únicos y… efímeros.

Teresa de Calcuta

Teresa de Calcuta

El arte en todas sus manifestaciones no es más que un lenguaje que pretende ir más allá de la utilidad mundana, una puerta que abre la visión a otra realidad, una fuente de oxígeno para el ahogo constrictor que produce el sinsentido. Hay innumerables muestras artísticas, que van mucho más allá de cuadros, obras musicales y películas; el arte cotidiano de los pequeños detalles de personas anónimas nutren nuestra existencia y revelan una vida fascinante y de una creatividad sin límites.

Cuánto amor, cuánto arte hace falta en la política y en nuestras empresas, en nuestro trabajo de todos los días, en nuestra manera de tomar decisiones y establecer nuestras prioridades. Aquí subyace la eterna revolución pendiente de la humanidad.

Mahatma Gandhi

Mahatma Gandhi

Es impresionante la fuerza, la enorme influencia que tienen los pequeños actos realizados por la sencilla razón de que están bien, de que son beneficiosos. Pudiera parecer que desvían del objetivo previsto, cuando sin ninguna duda lo mejoran. Mejoran el objetivo y allanan el camino, abriendo nuevas y mejores perspectivas.

La política esta hoy día cegada por el ansia de poder. Se construye desde el principio, decisión a decisión, paso a paso, desde la lógica perversa de subir peldaños en una escalera que sólo lleva al aislamiento personal, dejando un reguero de cadáveres por el camino que no son más que una muerte progresiva de la paz interior de quien la escala, de manera implacable, víctima de una trayectoria de justificaciones acerca de los medios utilizados para la progresión, en aras – en el mejor de los casos – de un objetivo de mejora de la sociedad en su conjunto. Nadie puede mejorar sustancialmente la vida de los demás si no es capaz de mejorar la suya propia mientras recorre ese camino.

nelson mandela

Nelson Mandela

¿Cuánta verdad somos capaces de soportar? Supongo que la primera es enfrentarnos al que es nuestro verdadero objetivo en la vida, y aceptar, honestamente, que lo establecemos desde la más absoluta libertad. Las decisiones son nuestras, siempre. Asumir nuestra propia libertad de elegir es asumir nuestro verdadero poder y estar dispuesto, en muchas ocasiones, a navegar contracorriente.

Yo creo que la humanidad lleva, llevamos,  una trayectoria terriblemente egoísta y equivocada. Y sobre todo, aceptamos esta tendencia como algo irremediable. Es un enorme error. Tenemos una inmensa capacidad de revertir esta tendencia llenando nuestras vidas de actos “inútiles” de amor y generosidad, de valentía, de gran visión. Tenemos un gran poder para convertir nuestro mundo en un verdadero paraíso o en un infierno insoportable, y debemos asumir la terrible verdad de que estamos más cerca de esto último. 805 millones de personas pasan hambre, es decir, 13 de cada 100. Pero es que el hecho de que una sóla persona viva con hambre es terrible. Cada año hay casi medio millón de asesinatos en el mundo. Así, si una persona vive 80 años, durante su vida habrán sido asesinadas 40 millones de personas. Un sólo asesinato es un drama insoportable. Y podríamos seguir; ¿cuánta verdad somos capaces de soportar?

Con una gestión adecuada de los recursos actuales el hambre pasaría a la historia en unos pocos años. Ya existen los medios adecuados para tener una fuente de energía limpia, sostenible e ilimitada accesible en todos los rincones del planeta y producción de agua potable en los mismos términos. Esto posibilitaría una vida digna para toda la humanidad, una vivienda, educación y atención sanitaria óptimas para todos. Pero el egoísmo generalizado en las decisiones pequeñas del día a día pone trabas sin fin a esta necesidad imperiosa, siempre de la máxima urgencia.

vicente ferrer

Vicente Ferrer

Lo estamos haciendo muy mal. Esta es una verdad difícil pero innegable. Le podemos seguir diciendo a la humanidad que sufre rabiosamente que todo lleva su tiempo y que la culpa es de los poderosos, mientras seguimos desentendiéndonos de lo fundamental.

Hoy me costará dormir mientras asumo mi parte, porque la Humanidad somos todos.

 

jaime trabuchelli

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *