La Corrupción Primera es Conceptual

La corrupción primera es conceptual.

Esta frase tan aguda de un buen amigo de la política, refleja a la perfección el origen de la degeneración. Es un comienzo muy normal, muy fácil, muy tolerable a simple vista para casi todos.

Y es la atención a las intenciones lo que marca la diferencia. La intención, la voluntad en cada decisión y en cada movimiento son la clave de todo lo que vendrá. Te puedes equivocar, naturalmente. Y todos los días varias veces. Pero lo que eres, tu verdadera naturaleza quedará expuesta desde el principio, porque, como decía el Conde de Buffon, “El estilo es el hombre mismo”.

mascara

Cuando el cinismo y la hipocresía están instalados en la sociedad y las instituciones – que lo están -, actuar desprovisto de ellos es quedar excluído de lo que viene a denominarse “sensatez” en politiqués. Es decir, un cálculo medido de verdades y mentiras, medias verdades y medias mentiras, que permitan prosperar a su emisor sin molestar, en cualquier ámbito, callando cuando conviene y hablando lo justo cuando interesa. Puro oportunismo vaya. Pues se conoce como “sensatez”, ya lo saben.

También se habla, nunca en público, de cómo la corrupción se ha salido de madre. Es decir, que un poco de corrupción era tolerable; al fin y al cabo quién no ha cobrado en negro alguna vez en su vida, quién no ha aceptado un regalo por un favor desde la administración pública, quién no…. etc, etc, etc. Pero la generalización de la praxis nos lleva a la ruina. Y es cierto. Lo que ocurre es que a la inmensa mayoría le da pereza reflexionar en cuál es el origen de la corrupción: “es condición humana”, decimos. Y nos quedamos tan anchos. Si los atenienses de los tiempos de Sócrates levantaran la cabeza y observaran el nivel de reflexión de nuestra sociedad, no sé muy bien qué hubieran pensado. Seguramente se habrían reafirmado en una concepción cíclica de la evolución y hubieran desechado la idea de progreso.

Para que haya progreso debe haber memoria. El pasado es la universidad de la conciencia. Por eso estudiamos. Lo malo es que en gran medida nos enseñan un pasado muerto, en lugar de revivirlo para hacernos partícipes de la experiencia. Este es el riesgo del fin de la tradición oral.

La dimensión de la evolución moral del hombre se sale de los ejes X,Y,Z. Se sale del tiempo y el espacio. Sólo juega en el terreno de la experiencia, de lo vívido y vivido. En ese ámbito, lo que está bien y lo que está mal es evidente, por sí mismo. ¿Porqué nadie teme a una madre que está dando el pecho a un bebé? ¿Porqué nadie teme a una persona que está concentrada en pintar un cuadro? ¿Porqué, querida lectora, querido lector, nadie teme a alguien que está leyendo ? Claramente, esa persona ha templado su espíritu para hacer lo que le ocupa y no está predispuesta a dañar a nadie.

Por tanto, la corrupción primera es conceptual. Lo que uno crea que es la vida condicionará sus actos. “Ya se sabe que en política todo es una m….” ¿Les suena? Lo he oído mil veces. Indefectiblemente. Jamás he oído a nadie – es la primera vez que lo pienso y me causa estupor – decir que la política es maravillosa y está llena de buenas personas. Yo defiendo la política de aquellos que afean su nombre con sus malas praxis, con su corrupción primera que supone pensar que son las reglas del juego actuar con vileza, con falsedad, con egoísmo crónico y atroz. Que al fin y al cabo es un teatro donde nada es real y, ya saben: nada personal; sólo negocios. El manual de filosofía simple para la rata de alcantarilla.

huevo

Una lección mayor en mi vida fue descubrir que, el verbo crear y el verbo creer, en primera persona del singular del presente de indicativo, se conjugan del mismo modo: “yo creo”. Así que nuestros principios se eligen libremente y crean nuestro destino. Que cada una y cada uno se plantee si le da más miedo ser distinta o ser mediocre. Porque al fin y al cabo, ser uno mismo supone siempre ser distinto.

 

jaime trabuchelli

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *