Corchos y Piedras

“Hay quien se reserva para dar limosna a los pobres que haya a la puerta del cielo”  Ramón Gómez de la Serna

Un buen amigo y compañero mío dice siempre, cuando el río anda revuelto: “Los corchos siempre acaban flotando”. Es una manera muy visual de decir que al final el trabajo bien hecho prevalece y lo que no es útil ni bueno, se descarta. Y así es finalmente. Lo que ocurre es que cada cosa tiene sus tiempos.

corcho

Ciudadanos está superando primaria, secundaria, ESO y Bachillerato en apenas dos años, y no va a tener mucho tiempo más para la Universidad y el doctorado. Albert Rivera ha reconocido públicamente que en el estirón de la adolescencia que vivimos nos duelen las rodillas y las piernas, y que nos queda cierto camino para consolidar los liderazgos y, añado yo, los procedimientos, estilos y sistemas de organización. Esa es la realidad. En nuestro partido confluyen perfiles brillantes, carreras profesionales consolidadas, jóvenes entusiastas muy preparados, gente sin grandes currículums pero con una capacidad extraordinaria, líderes natos y personas con deseo de ayudar en la medida de sus posibilidades. Confluyen personas normales, de la sociedad civil, muchos sin experiencia ninguna en política, otros alguna y alguno que otro, mucha. Hay personas con las que te llevas mejor y otras con las que te llevas peor. Hay gente que te gusta y gente que no te gusta. Comportamientos que te inspiran y otros que te provocan rechazo. Ciudadanos es un partido real, con gente real, con virtudes y defectos, no pequeños ni las unas ni los otros, pero en el que predomina una ilusión: ser artífices de un cambio necesario en este país, para que la democracia restablezca sus valores y nuestro futuro vuelva a ser brillante, moderno, y nuestros hijos puedan decir con orgullo: “Heredé de mis padres un magnífico país”.

En este camino, muchos corchos flotarán, muchas piedras irán al fondo. Lo más importante es el ejemplo: que nuestro trabajo sea una fuente de inspiración en fondo y forma, que nuestros posicionamientos sean impecables y conspiren para que la ciudadanía pueda recuperar su fe en la política, su fe en los valores y por fin, su fe en el futuro.

frase-vivir-es-constantemente-decidir-lo-que-vamos-a-ser-jose-ortega-y-gasset-148536

Un demócrata auténtico nunca comprometerá ningún principio, ningún valor en su carrera política. Si su verdad es un obstáculo para “ascender”, lo interpondrá con mucho gusto; si gracias a su verdad prospera en su carrera, lo asumirá con humildad y con el peso de la responsabilidad, pero también con la alegría de poder entregarse a aquello que ama: servir a la sociedad.

Yo entiendo politiqués, pero no lo hablo. No me gusta. Y mira que me gustan los idiomas…

 

jaime trabuchelli

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *