PPSOE: La Gran Coacción

Ya sospechaba la intención, con acierto, Albert Rivera hace dos semanas, y hoy Bauzá, candidato del PP a la Comunidad Balear y actual Presidente de la misma, lo corrobora: “Hay que plantearse una gran coalición entre PP y PSOE”. Evidentemente, con el conocimiento del PSOE, por mucho que callen ahora en su escrúpulo andaluz.

Enemigos íntimos. Fíjense que estos dos partidos que no han sido capaces de ponerse de acuerdo en casi nada para el bien del país en los últimos 30 años, que han fracasado a la hora de llegar a un gran pacto por la educación, que han sido incapaces de consensuar una estabilidad en su política internacional que nos presentase como un país con sentido de estado, que ni siquiera en materia antiterrorista han mantenido la unidad inquebrantable que sería el mínimo para hacer frente a un enemigo común de tamaña magnitud y lo han utilizado como arma política arrojadiza, ahora sugieren la necesidad de una gran coalición. Evidentemente, parece que hay algo que los une más allá de cualquier otra cosa: el voraz deseo de perpetuarse en el poder.

ppsoe1

Hay cientos y cientos de ejemplos de esta evidencia de pantomima, de teatro, de cortina de humo desplegada por el PPSOE en las últimas décadas, pero me viene a la memoria reciente, especialmente, el ejemplo de “Pero” Sánchez. Apoyó sin fisuras la reforma del Artículo 135 de la Constitución que promovió Zapatero, pero luego dice que la derogará porque fue un error. Pero luego que no, que no lo derogará, que lo completará. Y también que eliminará el Ministerio de Defensa. Pero no, que no, que no era eso. Y estuvo en el consejo de Cajamadrid, pero el no hacía nada, el no tenía responsabilidad de nada. ¡Pero, pero, “Pero” Sánchez!. ¿Usted quién es? Este ejercicio de contorsionismo insólito, es el marco perfecto para poder imaginar que cualquier posibilidad para perpetuarse en el poder, es viable en PPSOE. Se han puesto de acuerdo para controlar el CGPJ, se han puesto de acuerdo para no dotar a la Justicia de medios suficientes para asegurar su correcto funcionamiento y su independencia, se han puesto de acuerdo para no abordar la corrupción de manera efectiva y preventiva, y se han puesto de acuerdo para no adelgazar la administración de forma decidida y racional, para no tocar apenas sus sueldos, dietas sin justificar, la retahíla interminable de cargos de confianza, coches oficiales, gastos superfluos e inaceptables, organismos inútiles y carísimos… en definitiva, se han puesto de acuerdo para no tocar los privilegios que hacen sus vidas personales más placenteras pero que impiden que nuestro país se regenere de manera definitiva y sostenible. Para eso, no se engañen, se plantean una “Gran Coalición”, que haríamos bien en llamar “La Gran Coacción”.

ppsoe2

Y utilizo aquí la palabra “coacción” en la menos frecuente de sus acepciones. No me refiero a la violencia encaminada a obligar al otro, ni al poder del derecho para imponer sus dictámenes, que podría ser también. Me refiero a la interacción entre dos especies que conviven en un biotopo. Un biotopo es un espacio en cuyas condiciones prospera una determinada comunidad de seres vivos. Pues eso: PPSOE buscan la interacción para asegurarse que las condiciones del biotopo (las instituciones que gobiernan) sean las adecuadas para perpetuarse en él y seguir parasitándolo. En esta metáfora lo que falla es que los biotopos en la naturaleza suelen ser sostenibles, ya que el equilibrio natural es inteligente. Como decía, el “biotopo” parasitado por estos dos partidos es insostenible, por la sencilla razón de que “la avaricia rompe el saco”.

PPSOE no ha hecho NADA para evitar y prevenir la corrupción, NADA para regenerar democráticamente España. Esto es de una gravedad moral inusitada. Esto es lo que realmente da miedo.

 

jaime trabuchelli

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *