Madrid 4.0

logo-ciudadanosfin2

 

Madrid necesita un proyecto a largo plazo. La visión de un Madrid líder entre las ciudades del mundo, a la vanguardia de las nuevas tecnologías y la sostenibilidad, próspero y garante de un elevado estado del bienestar, depende de una nueva voluntad política capaz de elaborarlo e impulsarlo.

En la presentación de mi candidatura a primarias de Ciudadanos para el Ayuntamiento de Madrid, el pasado miércoles en el Hotel Mayorazgo, ante casi 200 afiliados, dibujé las grandes líneas de este proyecto: un proyecto para una generación.

Regeneración: el Ayuntamiento de Madrid debe ser una oficina de cristal liderada con una voluntad de acero. Regeneración es prevención de la corrupción, y para ello hay que cambiar el clima. Los partidos en el poder en las últimas décadas han propiciado un clima en el que la corrupción florece. Mi proyecto quiere cambiar este clima para hacer que estas prácticas no sólo sean firmemente erradicadas cuando surjan, sino que su mismo surgimiento se haga imposible gracias a una batería de medidas preventivas, al estilo del modelo finlandés. La regeneración supone también un Gobierno Abierto, en el que el ciudadano recupere su papel real en la democracia y pueda pronunciarse de manera vinculante acerca de las decisiones más importantes. Cuando una partida suponga más de un 10% del presupuesto de la institución, los ciudadanos deben intervenir de manera decisiva en su aprobación y no ser meros testigos de lo que sus representantes deciden. Hoy en día esta participación, gracias a las nuevas tecnologías, hace posible lo que hace pocos años resultaba inviable. La iniciativa de XarxaIp en Cataluña e Irekia en el País Vasco han sido pioneras en España y Madrid debe incorporar y mejorar estas ideas y herramientas de participación ciudadana para liderar lo que será una Democracia 4.0 y un cambio de paradigma en la gestión pública.

Las nuevas tecnologías que hacen posible un Gobierno Abierto son fruto de la inversión en innovación. El proyecto que co-lidero junto a mi equipo hace una apuesta rotunda y a largo plazo por la innovación, que hará posible construir un Madrid de futuro. La educación del conocimiento, los viveros de empresa, el incentivo para el emprendimiento innovador y el desarrollo de parques tecnológicos en interacción directa con las universidades y los colegios, entre otras iniciativas enmarcadas en una visión de futuro de Madrid, será clave en el salto de calidad que necesitamos para competir en un entorno en continua transformación.

Para poder invertir, la optimización de los recursos que actualmente posee el Ayuntamiento de Madrid es clave. Como en cualquier empresa competitiva, eliminar las partidas improductivas y mantener y fomentar aquellas que generan ingresos, es clave en la estrategia de inversión. La red clientelar establecida por los partidos tradicionales, que funcionan como agencias de colocación, son una lacra para el Ayuntamiento y debe ser eliminada. Activos desaprovechados, iniciativas que son parches y no responden a un plan coherente, macroproyectos basados de nuevo en el ladrillo, con procesos opacos de adjudicación y financiación, son más de lo mismo. El proyecto que lidero optimizará los recursos para alinearlos de manera cualitativamente distinta.

Finalmente, la regeneración, la innovación y la optimización de recursos no tienen otra finalidad que generar empleo, fortalecer la seguridad jurídica de Madrid y así generar el crecimiento necesario para nutrir el estado de bienestar, el fin último de cualquier política que merezca este nombre.

A lo largo de este camino garantizaré la inclusión social de los que han perdido todo y necesitan esperanza para poder reconstruir sus vidas. La solidaridad con los que han perdido los soportes mínimos para una vida digna es innegociable. Y la gratitud a los que les debemos todo lo que somos, nuestros mayores, que se jubilan de las empresas pero nunca de la sociedad, me mueve a impulsar políticas para su participación activa en un Madrid lleno de oportunidades, para que la última etapa de la vida sea un verdadero premio a tantos años de esfuerzo y entrega. Debemos saber recoger todo su legado, y seremos creativos para poder aprovechar su experiencia, conocimiento e iniciativas.

Este proyecto necesita hacerse realidad y contar con el apoyo de una gran mayoría de los ciudadanos de Madrid. Creo firmemente que así será, y lo disfrutaremos todos nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos.

jaime trabuchelli

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *